ESCONDIDA EN UNA TORMENTA

11.01.2021

Escrito por: ERF

Una noche que Ángel estaba con sus amigos conoció a María, le pidió su número, y bastó una llamada para que los dos siguieran viéndose, a los cinco meses decidieron vivir juntos. Ella se embarazó, a Ángel le pareció normal tener un bebé y formar una familia, pero empezó a batallar con el trabajo y llegaron los problemas de dinero.

Así, empezaron las discusiones entre ellos, pero volvían a reconciliarse una y otra vez. Después tuvieron su segunda hija, todo estaba bien dentro de lo que cabía, Ángel consiguió un nuevo trabajo de vigilante.

Con el tiempo, María se daba cuenta de que algo estaba pasando, como las tormentas que se van acercando, luego se consolaba, creía que era normal, que quizá Ángel estaba estresado por su trabajo. Ángel cambió de trabajo y ella pensó que su carácter mejoraría, no sucedió así, le contestaba de manera grosera, y ella no le decía nada para no tener problemas con él, para no recibir insultos.

El seguía comportándose cada día más agresivo, llegaba de mal humor hasta con sus hijas, ya no los aguantaba, se irritaba muy fácilmente. Cuando llegaban sus amigos a convivir, su humor cambiaba, parecía que se sentía mejor burlándose de María cuando estaba con ellos.

Pero llegó un momento que Ángel hizo pensar a María que se estaba volviendo loca, entonces ella se dio cuenta que estaba en una tormenta muy grande y no sabía qué hacer ni cómo solucionar el problema, para entonces Ángel ya le había hecho mucho daño, pero no fue suficiente, un día casi la mata a ella y sus hijos.

María decidió buscar ayuda para ella y sus hijos, pudo salir de la tormenta que vivía, encontró un refugio. Hasta ahora sigue firme y piensa que sin un hombre también puede ser feliz, sabe que vale mucho como mujer, que tiene derechos, que tiene derecho a tener una casa en la que se pueda sentir segura, a un trabajo, que tiene derecho a tener paz y felicidad. Y agradece a la gente que la está apoyando para salir adelante, solo quiere que esa tormenta se quede como un mal recuerdo.