CINCO ESCRITORAS PARA INICIAR EL 2021

27.01.2021


Sylvia Georgina Estrada

Cuando tenía 15 años, solía realizar un placentero ejercicio de lectura (que a mis primos les parecía raro y aburrido): tomaba una caja y en ella colocaba los libros que leería durante el verano. Mi meta era leer un ejemplar diario durante dos meses. Hoy es difícil encontrar el tiempo para hacer semejante tarea, pero las ganas de leer siguen ahí, en medio del trabajo y del estrés de la vida cotidiana. Creo que las listas son una buena forma de cumplir nuestros propósitos de lectura, la tarea es más sencilla si conseguimos títulos atractivos o relacionados con nuestros intereses o pasiones.

Durante los últimos años he incrementado mi biblioteca de escritoras de forma notable. Me parece evidente lo bien que escriben las mujeres, desde Jane Austen o las hermanas Brontë hasta María Luisa Bombal, Elizabeth Smart o Kathy Acker. Ya lo decía Susan Sontag: "Escribir es quizá el único arte en el que hay muchas mujeres de primera categoría". A continuación, comparto algunos títulos de narrativa contemporánea que me han volado la cabeza por su historia, estructura o estilo. Espero que alguna de estas sugerencias ayude a quien me lee a elaborar su propia lista de libros para iniciar el año.

  • Claus y Lucas (Libros del Asteroide, 2019) de Agota Kristof

Agota Kristof huyó del estalinismo de Hungría a los 21 años, con su marido y una hija de pocos meses de nacida. En Suiza trabajó en una fábrica de relojes donde apenas se intercambiaban unas cuantas palabras, por ello tardó años en aprender francés, lengua en la que escribió la mayor parte de su obra.

Hablo sobre esta experiencia porque sin duda marcó la potente trilogía Claus y Lucas. La primera novela, El gran cuaderno, fue publicada en 1986 cuando la autora tenía 51 años. Aunque en un principio fue rechazado por algunas editoriales, El gran cuaderno se convirtió en un éxito, ganó varios premios y se tradujo a treinta y tres idiomas. Después llegaron las secuelas: La prueba (1988) y La tercera mentira (1991). La prosa descarnada, directa y sin muchos adjetivos es uno de los principales atributos de la trilogía.

Los protagonistas son dos hermanos gemelos. El país en el que viven está en guerra y, para protegerlos, su madre los lleva al pueblo en el que reside la abuela: una mujer vieja, amargada y sospechosa de la muerte de su marido. Además de esta historia que de inmediato te atrapa, otra maravilla de El gran cuaderno es el punto de vista. La novela está narrada en plural. Son los dos hermanos los que cuentan su historia. Son dos niños de nueve años los que describen los hechos de su tiempo: la guerra, la muerte, la violencia, la sexualidad, el hambre, el abandono.

  • La hora de la estrella (Siruela, 2020) de Clarice Lispector

La hora de la estrella se publicó en 1977, poco antes del fallecimiento de Clarice Lispector, maravillosa autora brasileña que marcó la literatura latinoamericana del siglo 20. La familia Lispector emigró de Europa a Maceió, Brasil, donde la escritora vivió una infancia "norestina", un calificativo que retomará Clarice en esta novela para describir al personaje principal: Macabea, una mujer que nació en Algoas y que vive en Río de Janeiro.

La historia de Macabea es contada por Rodrigo SM, entonces se desarrolla un doble relato: el del escritor que está dando forma a su narración -y comparte su proceso-, y la de la pobre norestina que no encaja en ningún lado.

Clarice decide que conozcamos a Macabea a través de la escritura de un hombre, quien describe a la joven como "incompetente para la vida". Pero esto no significa que no la ame. Al contrario, Rodrigo SM vive para escribir quién es Macabea: al nombrarla, ella cobra vida.

Este libro tiene muchos puntos de reflexión: el proceso de la escritura que vemos en voz de Rodrigo SM, cómo es la vida de una mujer que asume la pobreza y la falta de afecto como la normalidad, la falta de empatía social y la biografía de la propia autora.

  • Dos damas muy serias & placeres sencillos (Anagrama, 2010) de Jane Bowles

Jane Bowles tiene una "sutilísima comprensión de la excentricidad y del aislamiento humano", escribió Truman Capote a propósito de la obra de la escritora norteamericana. No fue el único que se rindió al talento de Jane, Tennessee Williams la calificó como "la escritora de ficción más subestimada de la literatura estadounidense".

A los 24 años Jane escribió su primera novela, a la que siguieron un puñado de cuentos (ambos recopilados en la edición de Anagrama) y una obra de teatro que se presentó en Nueva York. Muy joven se casó con el escritor Paul Bowles y ambos, después de pasar por México y Centroamérica, establecieron su matrimonio platónico en Tánger. Hija de una familia acomodada de Long Island, Jane fue una mujer talentosa, extravagante y bisexual.

En su obra, muy breve debido a su gran inseguridad y más tarde a una hemorragia cerebral, las mujeres son las protagonistas de historias aderezadas con un sentido del humor que raya en lo excéntrico, pero no por ello son menos punzantes. No se trata de mujeres convencionales, vemos el caso de una esposa treintañera que termina su matrimonio porque se enamora de una joven prostituta durante unas vacaciones en Panamá, una señora que cambia la comodidad de su casa neoyorkina en pos de una epifanía vital, unas hermanas que esconden su deseo de emancipación tras pleitos familiares.

En el fondo, las mujeres que retrata Jane Bowles, al igual que ella, buscan ser auténticas, independientes, liberarse de las convenciones sociales y las etiquetas. Sumida en las sombras durante muchos años, la obra de esta autora entabla un diálogo directo con las reflexiones actuales sobre la condición y el deseo femeninos.

  • Blonde (Alfaguara,2012) de Joyce Carol Oates

¿Quién es Marilyn Monroe? Sin duda, esta actriz tiene un lugar especial en el imaginario colectivo de Occidente, pero pocos conocen a la mujer que, detrás de la imagen de rubia tonta y sensual, era una apasionada del teatro, lectora voraz y una chica ávida de afecto y ternura.

Joyce Carol Oates decidió contar la historia de Norma Jeane Baker en una extraordinaria novela publicada originalmente en el año 2000 y que no pretende ser una biografía, sino el retrato de una huérfana en busca del sueño americano -tarea, esta última, nada sencilla en una época en la que ser actriz de Hollywood significaba abrirse paso, entre la decadencia y la explotación, en un mundo de hombres.

En 2021 Alfaguara reeditará esta provocadora novela, en la que Oates nos dibuja un personaje entrañable desde su precaria infancia al cuidado de una madre neurótica, el ascenso al estrellato tras un matrimonio adolescente, la recreación amorosa de una figura paterna ausente, hasta el ocaso de la rubia actriz que ahoga su tristeza con alcohol y barbitúricos.

  • El año del pensamiento mágico (Literatura Random House, 2019) de Joan Didion

El 25 de diciembre de 2003 Quintana, la hija de Joan Didion, es ingresada de emergencia a un hospital donde permanecerá meses en la unidad de cuidados intensivos. Cinco días después, John Gregory Dunne, el marido de la escritora, sufre un infarto fulminante. "La vida cambia deprisa. La vida cambia en un instante. Te sientas a cenar y la vida que conocías se acaba", escribe la autora en la primera página de El año del pensamiento mágico.

Joan Didion enfrenta la doble tragedia que vivió durante un año a través de la escritura de una crónica, en la que se mezclan el proceso del duelo, los recuerdos, el registro minucioso de la estancia de su hija en distintos hospitales, las lecturas médicas, las últimas conversaciones con el hombre que fue su pareja y cómplice durante cuarenta años.

En medio de una pandemia que para muchos ha significado la pérdida de sus seres queridos, este libro habla con honestidad brutal sobre emociones como la autocompasión, la sorpresa, el dolor o la frustración. La autora, una de las más brillantes de la narrativa estadounidense contemporánea, engarza una historia donde afirma que "Si queremos seguir vivos, llega un momento en que tenemos que dejar ir a los muertos, dejarlos ir, dejarlos muertos". PM